El gobierno asumirá la política nacional para el suministro de sangre; 16 centros abastecerán a todo el país.

Construcción de Hemocenter en la ciudad de la salud para dar prioridad a los hospitales públicos y motivar a la población a ser un donante voluntario de sangre. En Foto: Rosa María Suarez, Ing. Héctor López y el Dr. Eduardo Urraca. Hoy / Arlenis Castillo El gobierno asumirá la política nacional de suministro de sangre para to


El gobierno asumirá la política nacional de suministro de sangre para todas las regiones del país que proporcionan el fluido vital para salvar vidas en casos de emergencias, cirugías y otras situaciones graves.

La declaración corresponde al Dr. Sócrates Sosa Peña, director del Hemocentro Nacional, una infraestructura que busca abordar la deficiencia de sangre y aumentar la capacidad de donación de la República Dominicana.

Para llegar a la gente. Dieciséis instalaciones se derivarán del Hemocentro y abastecerán a toda la red pública y al sector privado.

Los de la región Este se ubicarán en Higüey, para garantizar el acceso a todo el sector turístico; y en san pedro de macorís.

Habrá un centro en San Cristóbal, uno en Azua, otro en Barahona y en la misma región, en San Juan, la sexta unidad se completará para que la sangre pueda llegar a las personas y no tengan que buscarlas. eso. “Es la sangre la que debe esperar al paciente y no al paciente la sangre”, dijo el hematólogo.

Santiago de los Caballeros, San Francisco de Macoris, La Vega, Puerto Plata, Mao y Moca también tendrán un centro. 
En el caso de Santo Domingo y las áreas aledañas, el médico explicó que habrá nodos o instalaciones de la unidad en la maternidad Nuestra Señora de la Altagracia y también en los hospitales Darío Contreras, Francisco Moscoso Puello y Robert Reid Cabral.

“Habrá una sola red para todas las unidades de las instalaciones porque no hay un tipo de sangre pública y privada”, dijo el hematólogo, señalando que busca terminar con una vieja deuda social acumulada que ha afectado a los dominicanos durante años.

Realidad. En el primer mes, aspiramos a suministrar 22 mil unidades de sangre desde el Hemocentro. La sangre sería de voluntarios y irá en forma ascendente hasta que alcance las 115 mil unidades que se suministrarán. “Esperamos que el país pueda manejar 250 mil unidades al año, lo que es la necesidad nacional”, insistió el médico al hablar sobre el tema.

Habría alrededor de 20 mil unidades de sangre por mes, pero el tema es hacer un cambio de cultura del modelo de reemplazo a la donación generosa y altruista. “Esperamos que tres por cada 1,000 dominicanos donen al menos dos veces al año de manera voluntaria”, dijo Sosa.

El déficit de sangre en el país es de alrededor de 180 mil unidades por año.

En la República Dominicana, hay 62 bancos de sangre, la mitad de los cuales pertenecen al Ministerio de Salud Pública. 
El resto de los centros son gestionados por el sector privado y militar. Se proyecta que en tres años el Hemocentro puede optimizar el trabajo de recolección y procesamiento de la sangre.

“La sangre es un derecho público y, como tal, también debe utilizarse de forma gratuita, priorizando a los sectores vulnerables y las personas con recursos económicos limitados”, dijo Sosa.

Muy importante “Si la población no se capacita y aprende a donar, el Hemocentro no tendrá sangre. Esa es una gran verdad ”, dice Sosa, señalando que sin los donantes, el Hemocentro sería un banco de sangre, con mucha tecnología y equipos costosos.

Con la nueva política de sangre, se dará prioridad a la red pública, pero se harán acuerdos con el sector privado. Un hemocentro no funciona sin sangre, por lo que habrá unidades móviles para recolectar sangre y unidades para transportarlo a los centros de la red.

Las colecciones se realizarán en plazas, universidades y donde sea que haya personas y equipos pueden llegar en unidades. Luego se lleva la sangre al Hemocentro para su procesamiento y distribución posterior, dijo el funcionario del Ministerio de Salud.

Listo. El Hemocentro está listo y se espera que el presidente Danilo Medina tenga una fecha para iniciarlo, dijo un funcionario del Gabinete Social. Una vez que se entrega, tomará aproximadamente dos meses y luego la distribución de la sangre comenzará gradualmente.

El plan de apertura incluye la unificación de las pruebas que se llevan a cabo, las cuales comenzarán en el Gran Santo Domingo. Toda la sangre de las instalaciones públicas será analizada con los mismos estándares.

“Comenzaremos con los centros públicos y los privados se incorporarán a medida que se firmen los acuerdos de gestión para que la sangre pueda entrar y salir”, dijo el gerente médico.

24 horas. El Hemocentro tendrá un horario de 24 horas, pero no brindará servicios a las personas, sino a los centros de salud de la red, insiste Sosa, quien trabaja intensamente para materializar la apertura del centro. 
Pretenden terminar la búsqueda caótica de sangre cuando un familiar está en camino a la sala de operaciones de emergencia.

La Cruz Roja. Es una organización sin fines de lucro que continuará funcionando y podría ser estudiada si desea unirse a la red como una unidad, dijo Sosa sobre la Cruz Roja.

Esa entidad tiene una buena estructura y puede que no haya trabajado en la donación voluntaria de sangre. La mayoría de los que van son repuestos o familiares del paciente que tienen una necesidad. “Si están dispuestos a unirse a la red como un nodo, entonces se puede hacer un acuerdo para que continúen operando como tales”, dijo.

La Cruz Roja habla. El Dr. César Matos, director del Banco de Sangre de la Cruz Roja, considera que el Estado se está haciendo cargo del problema de la sangre con una actitud positiva. La Cruz Roja aporta el 50% de la sangre utilizada en la República Dominicana.

La entidad tiene cuatro centros: Santo Domingo, Santiago, San Francisco de Macoris y La Romana. Cada día recolectan entre 250 y 300 unidades de sangre de un número igual de donantes.

Matos dice que menos del 1% de la sangre donada en la Cruz Roja es voluntaria: la mayoría es para reemplazar a familiares enfermos.

Donación voluntaria No se realizarán campañas masivas, pero se capacitará a los promotores que trabajarán directamente con la gente para motivar la donación voluntaria, dice Sosa. Se espera que al menos seis promotores acudan a empresas e instituciones públicas y privadas.

Estos promotores buscarán motivar a las personas a donar su sangre voluntariamente y a las empresas a abrir las puertas para que los técnicos de Hemocentro vengan a hacer las recolecciones que se requieren en el país.

“La gente no dona, porque nadie lo pide. “Y eso ha llevado al desarrollo de grupos de interés y negocios que hacen bien su trabajo y otros que, sin juzgar, hacen un pago superpuesto a los donantes”, dijo.

Sosa fue a Barcelona para tener todos los detalles de la experiencia catalana en torno a este tema. 
Las autoridades están en el proceso de adquirir las unidades móviles y el equipo de transporte para que nadie tenga que esperar la sangre o morir debido a la falta de disponibilidad.

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies