Crean una pistola de pegamento que puede convertirse en el sustituto a las grapas y puntos de sutura para las heridas


Este nuevo aparato podría convertirse en el sustituto a las dolorosas grapas y puntos de sutura utilizados actualmente. Este pegamento es compatible con todo tipo de tejidos, no es tóxico y es cuatro veces más resistente que los adhesivos existentes utilizados.

Investigadores en el Instituto de Tecnología Technion-Israel han desarrollado una pistola de pegamento para cerrar graves heridas. Este nuevo aparato podría convertirse en el sustituto a las dolorosas grapas y puntos de sutura utilizados actualmente.

Las grapas y puntos utilizados actualmente para tratar lesiones graves presentan inconvenientes: pueden ser dolorosos, dejan cicatrices, requieren una gran habilidad del médico y, a veces, deben retirarse después de que los tejidos se curan. Además, estas suturas en el intestino, los pulmones o los vasos sanguíneos a menudo tienen fugas y, por lo tanto, requieren un sellador.

El pegamento médico que los investigadores han desarrollado es un “dos en uno”, explica el profesor Boaz Mizrahi, jefe del Laboratorio de Biomateriales del Technion, en una declaraciones recogidas por Times of Israel. Reemplaza ambos puntos de sutura y el sellador, y es bueno para las lesiones externas e internas, asegura.

Los pegamentos que se usan actualmente para reemplazar las suturas y grapas están limitados por sus propiedades mecánicas y toxicidad, señalan los investigadores. Debido a que son muy tóxicos, solo pueden utilizarse en la superficie de la piel. Además, el endurecimiento del pegamento puede hacer que el órgano sea menos flexible o que la adhesión no sea lo suficientemente fuerte.

Con estas limitaciones, los investigadores han desarrollado un pegamento adecuado para diferentes tejidos, no tóxico y flexible después del endurecimiento. Dicho pegamento también tendría que descomponerse en el cuerpo después de que el tejido se fusione.

Mizrahi ha trabajado junto con la estudiante de doctorado Alona Shagan y se les ocurrió lo que llaman un “adhesivo tisular muy fuerte y no tóxico que permanece flexible incluso después de la solidificación”. Su estudio ha sido publicado en la revista Advanced Functional Materials.

Esta nueva pistola sirve para derretir el pegamento y extenderlo sobre el tejido dañado. Este aparato calienta el pegamento justo por encima de la temperatura del cuerpo para no causar una quemadura. Después de aplicar el pegamento, se endurece rápidamente y luego se descompone en unas pocas semanas.

El adhesivo también es adecuado para su uso en tejidos dentro del cuerpo, y es cuatro veces más resistente que los adhesivos existentes utilizados para este propósito. Según los investigadores, ha sido probado en células y animales de laboratorio, y fue eficaz y no tóxico.

Fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies