Lo que publicas en Facebook dice más de ti de lo que crees

REDACCIÓN.- En esta era digital en la que todos estamos hiperconectados, en donde avalanchas de información nos saturan y en la que la rutina se convirtió en una transmisión, a veces en tiempo real, sobre lo que hacemos a cada momento, mandamos cierto tipo de mensajes y tal vez no sean precisamente los que queremos enviar.

En menos de 10 años hemos cambiado desde la forma en que comemos, viajamos, compramos, conversamos, nos transportamos y hasta la forma en que buscamos el amor; y las redes sociales, parecen ser no solo simples plataformas que conectan personas, se han convertido en grandes ‘egotecas’, confidentes, tribunas, e incluso compañía virtual.

Pero, ¿qué sucede con las publicaciones que hacemos día a día, quiénes nos leen, quiénes nos ven y a quiénes van dirigidos los mensajes?

Si tienes a tu jefe en Facebook y eres de los que suelen contar un mal día laboral en la red o si tienes en modo público gran contenido controversial (sexo, política, religión, violencia, etc.), debes tener mayor cuidado con el mensaje que mandas. Actualmente los reclutadores y empresas suelen revisar los perfiles en redes sociales, tanto de los empleados como de los candidatos. Lamentablemente ya son muy comunes los despidos por contenidos publicados en las redes sociales.

Pero, ¿por qué nos encantan las redes sociales?
Consciente o inconscientemente, todos intentamos dar una imagen más positiva de nosotros mismos y justamente las redes sociales estimulan el centro de recompensas del cerebro o el centro del placer, porque ¿a quién no le gusta que le pongan ‘likes’ a su foto de perfil? o ¿quién no espera que comenten o aplaudan sus estados o sus opiniones? Nuestro cerebro procesa como emociones gratificantes esas reacciones y las interpretamos como aceptación social.

Es una gran necesidad de las sociedades estar conectadas y aunque las redes sociales digitales como Facebook contribuyen eficazmente a llevarlo a cabo de forma instantánea, en lugar de aumentar el bienestar, como sucede con las interacciones tradicionales o fuera de línea, pueden mermarlo, según un estudio publicado en Public Library of Science.

Así que cuando ves que un contacto tuyo en Facebook está ‘posteando’ todo el tiempo sobre lo que come y los lugares que visita, seguro te has preguntado, ¿qué busca con eso?

Los estudios que se han hecho en torno a las redes sociales coinciden en que lo que buscamos es atención y tendemos a tener un mayor ego en comparación con quienes no las usan. Pero, ¿realmente estamos conscientes de cuál es el mensaje que mandamos a nuestros demás contactos con lo que ‘posteamos’?

Y aunque este texto no trata de generalizar, sí busca provocar una reflexión sobre el abuso de las redes sociales, particularmente Facebook y los usos que le damos.

¿Qué es lo que dicen tus publicaciones sobre ti? ¿Qué predomina en tu perfil Facebook?
Publicaciones sobre viajes
Son personas aventureras y extrovertidas, prefieren las experiencias a las cosas materiales, pero atención, porque si hay más fotos que hagan énfasis en su cara o cuerpo, pueden estar mandando un mensaje narcisista.

Política y temas sociales
Estos perfiles tienen una marcada ideología y buscan influir intelectualmente en sus amistades. Pueden compartir también una gran conciencia social y les gusta enarbolar causas que consideran justas.

El ‘pero’ es cuando intentan imponerse; si suelen contradecir todas las opiniones y se molestan cuando no coinciden con otros, pueden estar mandando un mensaje de intolerancia. Las personas que no respetan las opiniones de otros, suelen alejar a los demás.

‘Posts’ y fotos familiares
La familia es lo más importante para estos perfiles, que buscan la armonía en su casa. Si destacan fotos de sus hijos, exhiben el orgullo de ser padre o madre. Si destacan muchos ‘posts’ sobre sus padres, demuestran apego al seno familiar.

Parejas
Si en el ‘timeline’ predominan las publicaciones sobre la pareja, puede que estén mandando mensajes de inseguridad y quieran proyectar a sus contactos que su relación es mejor de lo que en realidad es.

Mensajes “ocultos”
Si conoces a alguien que usa Facebook para mandar indirectas a alguien, esta persona podría estar exhibiendo inseguridad, hostilidad o resentimiento.

Cosas materiales
Las redes sociales son un tanto aspiracionales, generalmente queremos que nos vean en nuestros mejores momentos. Sin embargo, cuando alguien ‘postea’ constantemente imágenes de posesiones materiales, como bolsas lujosas, zapatos de diseñador o autos último modelo, evidencia carencias en otros aspectos de su vida.

Trabajo
Los perfiles que hacen constantemente alarde de sus logros en el trabajo, pueden estar evidenciando una pobre autoimagen, baja confianza y necesidad de reconocimiento por parte de otros, de acuerdo a unas declaraciones de Joseph Cilona, un psicólogo especializado en temas de redes sociales, a la CBS.

Por otra parte, si destaca imágenes de sus compañeros y anécdotas positivas del trabajo en equipo, se muestra como una persona generosa que posee cualidades de liderazgo.

Los perfiles que se quejan cotidianamente de su empleo o de sus clientes, tienden a mandar mensajes de conformismo más que de solución, lo que puede llegar a ser contraproducente si tienen contactos que trabajen en el mismo lugar.

Gym
El perfil que exhibe ‘selfies’ en el gimnasio y cada vez que tiene entrenamiento, incluidos los ‘close up’ a sus músculos o comentarios motivacionales al respecto, evidencian una baja autoestima y necesidad de aprobación. Requieren validación a través de los ‘me gusta’ o ‘me encanta’ y se hacen adictos a estos.

Chistes, ‘memes’, videos virales
Son personas generalmente sociables que necesitan constantemente atención de un público o una audiencia. Pueden ser perfiles populares entre sus contactos y suelen estar revisando sus redes sociales cada minuto del día en espera de reacciones y comentarios.

Las redes sociales han revolucionado la forma en que convivimos y nos comunicamos, por lo que reflexionar sobre lo que compartimos, nos ayudará a evitar mandar mensajes erróneos o proyectar algo diferente a lo que deseamos. Finalmente, cuidar la reputación en línea es una parte importante de nuestra vida digital.

Fuente.

Comentarios

Comentarios

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más
Powered by D*Ortiz - social
Powered by D*Ortiz - Gracias por formar parte de Nosotros